E- Mail: info@segurosjcastillo.com

  • 958-197120

  • info@segurosjcastillo.com

  • Baza

  • C/ Corredera 47

  • 09h a 14h / 16h a 19h

  • Lunes a Viernes

  • 958-197120

  • info@segurosjcastillo.com

  • Granada

  • Poeta Manuel de Góngora 11

  • 08h a 17h

  • Lunes a Viernes

  • 958-197120

  • info@segurosjcastillo.com

  • Agencia

  • Avda Mariana Pineda 6

  • 09h a 14h

  • Lunes a Viernes

  • 958-197120

  • info@segurosjcastillo.com

  • Agencia

  • Puerta de Cúllar, 10

  • 9-14h /17-20h

  • Lunes a Viernes

Escrito por: Manuel de Heras

en: General

¿Qué alimentos suben las defensas?

¿Qué alimentos suben las defensas?

La alimentación es clave para mantener a nuestro organismo en buen estado. En concreto, podemos hacer que sea más resistente a agentes perjudiciales para nuestra salud introduciendo en nuestra dieta alimentos que suben las defensas. Pero recuerda que para seguir una buena alimentación siempre es recomendable que un profesional te asesore. No obstante, en las siguientes líneas te contamos un poco más sobre aquellos alimentos que te pueden ayudar para aumentar tus defensas.

Alimentos que suben las defensas: cuáles son

Existe un gran número de alimentos que cuidan de nosotros y de nuestras defensas. Vamos a detallar cuáles son y, en algunos casos, te explicamos la mejor manera de consumirlos para aprovechar sus propiedades al máximo.

  • Naranjas, mandarinas, limones y limas: el alto contenido en vitamina C de los cítricos facilita el buen estado de las células respiratorias y fortalece nuestro sistema. Nos pueden ayudar a prevenir resfriados y a recuperarnos más rápido. Son ideales si los tomamos como postre o en zumos.
  • Pimientos, coles y tomates: los cítricos no son los únicos alimentos ricos en vitamina C, sino que los pimientos, las coles y los tomates también te pueden aportar una buena dosis para aumentar tus defensas. Es preferible tomarlos en crudo.
  • Zanahorias, calabazas, boniatos, albaricoques y frutos rojos: la vitamina A es la gran protagonista de este grupo de alimentos. Gracias a esta vitamina, la secreción de anticuerpos se estimulan en el organismo.
  • Germen de trigo, verduras de hoja verde y aguacates: son alimentos que aumentan las defensas debido a su alto contenido en vitamina E, fundamental para proteger las membranas biológicas de nuestro cuerpo frente a las infecciones.
  • Cebolla: es excelente para evitar infecciones respiratorias. Incluso tiene un poder curativo en el tratamiento contra laringitis, faringitis e infecciones pulmonares. Si la consumes cocida te ayudará a aliviar afecciones respiratorias, como una bronquitis, y si la tomas cruda, es perfecta para expectorar la mucosidad y calmar la tos.
  • Cereales integrales, legumbres, mariscos y moluscos: estos alimentos aportan un alto contenido en minerales y contribuyen a mejorar el sistema inmunitario.
  • Yogures y lácteos: contienen una serie de bacterias muy importantes para subir las defensas. Se caracterizan por tener una función probiótica, especialmente en nuestros intestinos. Además, el yogur es rico en vitamina D, indicada en el tratamiento y la prevención de enfermedades autoinmunes.
  • Beber líquidos en abundancia contribuye a disolver la mucosidad: si bebes 2 litros al día mantienes hidratada la mucosa respiratoria, protegiendo a tu organismo de numerosas infecciones. Puedes ingerirlos en forma de agua o bien combinarla con zumos e infusiones.

La mejor recomendación para subir las bajas defensas es aumentar de forma paulatina el consumo de los alimentos que refuerzan el sistema inmunológico. Verás como, con el tiempo, se volverá un hábito nutricional.

Bajas defensas: ¿a qué se refiere?

El sistema inmunológico de una persona tiene bajas defensas cuando se encuentra débil o vulnerable ante virus y bacterias, que pueden ser perjudiciales para el organismo.

Las bajas defensas se perciben más en otoño e invierno, cuando las temperaturas disminuyen y se corre el riesgo de contraer enfermedades como la gripe y otras patologías asociadas.

Cuando el sistema inmunológico está frágil, los glóbulos blancos que se encuentran en la sangre se reducen. Estos glóbulos blancos son los neutrófilos, y su función principal es combatir las bacterias. Al no tener los neutrófilos necesarios en el organismo, puedes contraer fuertes infecciones. Si crees que tus neutrófilos están bajos y quieres saber cómo subirlos, ¡sigue leyendo!

Para saber si tienes bajas defensas, es fundamental observar tus cambios de salud y los síntomas relacionados, como por ejemplo:

  • Dolor de cabeza frecuente
  • Llagas bucales
  • Gripe
  • Náuseas
  • Sensación de cansancio continuo
  • Manchas en la piel
  • Sequedad ocular

Si prestas atención y percibes de manera frecuente los síntomas anteriores, es posible que tengas bajas las defensas, por lo que será necesario reforzarlas. Pero, ¿qué tomar para las bajas  defensas? Algunos alimentos son clave, desde las naranjas, que son ricas en vitamina C, hasta las cebollas, con gran poder curativo.

Beneficios del cuidado de las defensas

El principal beneficio de cuidar nuestras defensas para nuestro organismo es la protección que nos ofrece frente a los agentes patógenos. Un sistema inmunitario fuerte reacciona ante las infecciones, segregando los anticuerpos necesarios para destruir los patógenos.

Cabe destacar que cuando los anticuerpos han cumplido con su cometido, siguen en nuestro cuerpo y, si el antígeno vuelve a entrar en el futuro, habrá una defensa lista para el ataque. Además, el cuidado de las defensas nos proporciona otra serie de ventajas:

  • Prevención de heridas en los labios.
  • Fortalecimiento capilar.
  • Mejora de la cicatrización de las heridas.
  • Prevención de dolores musculares.

Cómo subir las defensas con una dieta equilibrada

La alimentación es primordial para llevar un estilo de vida saludable. Y tal como hemos visto, existe multitud de alimentos que suben las defensas rápidamente, previenen infecciones e incluso luchan contra agentes perjudiciales para nuestra salud. En definitiva, podemos aumentar el poder de nuestro sistema inmunitario llevando una alimentación variada, rica en frutas, verduras y hortalizas, donde las vitaminas A, C, E y D juegan un papel fundamental y donde los minerales tampoco pueden faltar.

Si añadimos determinados alimentos con propiedades específicas, como la miel, la cebolla, el ajo, el yogur o los champiñones, podemos conseguir una dieta ideal para aumentar las defensas del organismo. Todo ello, junto con abundantes líquidos, son los mejores aliados para cuidarte ante cualquier tipo de organismo que afecte a tu salud.

Comparte en las redes!

958 19 71 20